Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

El Dr. Javier Battistoni Luetich anunció que Henry Van der Spoel, rotario de nuestra localidad, será su sucesor desde Julio de 2017.

Ayer por la noche, el doctor Javier Battistoni Luetich, Gobernador del Distrito 4945 del Rotary International, al cual pertenece el Rotary Pérez, visitó la ciudad con motivo de la recorrida oficial planeada al momento de asumir su mandato, donde se comprometió a reunirse con los 94 clubes de su jurisdicción.

Battistoni, quién llegó acompañado por un asesor personal, se reunió primeramente con miembros del Rotary Pérez en la Biblioteca y Museo “Padre Bernardo Longo”, y posteriormente compartió una cena con integrantes de la institución local, junto a museólogos e invitados de la prensa local.

En su atención a la periodismo, el Gobernador anunció que su sucesor será un integrante del Rotary Pérez: Se trata de Henry Van der Spoel, quién actualmente reside en la ciudad de Rafaela.

Battistoni explicó que “El Distrito 4945 de Rotary International es uno de los dos distritos binacionales de Sudamérica, está comprendido en la jurisdicción territorial de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, en la República Argentina; y en los Departamentos de Artigas, Salto, Paysandú y Río Negro en la República Oriental del Uruguay. La elección del Gobernador rotario se realiza 3 años antes del ejercer la función que le ha sido asignada. Mi sucesor, Henry Van del Spoel es un rotario originario de este club de Pérez, fue elegido el ante año pasado para ser Gobernador desde el 1º de Julio de 2017. En este período previo a ejercer el mandato, tenemos que transitar tres instancias de capacitación obligatoria: local, regional e intercacional.”

Además, comentó que “Dentro de esta jurisdicción se encuentran 94 clubes rotarios que cuentan con 1600 socios. La sede de la gobernación cambia todos los años, según el domicilio del Gobernador. El cargo se ejerce por única vez en la vida durante un año, el cargo no es renovable, ni así el Gobernador se mude de continente, nunca más podrá ser Gobernador de Rotary. Lo que nos obliga en los tres años anteriores a preparar nuestra agenda de gobierno, a establecer pautas y objetivos, diseñar las estrategias y nombrar a todo el personal alterno y subalterno a la gobernación para llevar adelante ese proyecto, porque si hay una palabra que no existe en Rotary es la imprevisión. En Rotary nada es imprevisto, todo está organizado, pensado, estructurado, ensayado, escrito y preparado, es decir, todo se hace con ese nivel de coordinación”.

“Nuestra Institución tiene una particularidad muy especial, que la hace diferente a todas”, dijo Battistoni: “Los clubes rotarios son autónomos, y pese a que el Gobernador es la autoridad máxima, después del Presidente Internacional, no podemos disponer cuales son los proyectos ni las obras de los clubes, porque queda a criterio según a la comunidad a la cual quieran consagrar. Desde Rotary International recibimos los lineamientos generales en torno a las acciones humanitarias internacionales, pero las obras locales dependen exclusiva y excluyentemente del club rotario, al cual puedo apoyar o no, pero no puedo establecer pautas ni imponer acciones”.

Para explicar un poco más el trabajo que realizan los clubes, Javier Battistoni mencionó que “en Rosario tenemos 14 clubes rotarios, y ellos no se superponen en ningún aspecto, algunos trabajan sobre educación, otros en cultura, en salud, alfabetización. En cada una de esas 14 unidades ocurre el verdadero fenómeno transformador de Rotary”.

“Ser el Gobernador no es un honor, es un servicio. La función del Rotary está vinculada con la necesidad imperiosa de sentir la propia entrega y ofrenda hacia la comunidad. Pasa por entender que la vida es un don de Dios, y si no se tiene un grado de esa entrega, no tiene ningún sentido. Alguna vez, preguntándole a mi confesor personal, ¿Qué era lo que Dios esperaba de un cristiano en la tierra?, me respondió que “Pasar por la vida del otro dejando una huella en su corazón”. Nunca más lo olvidé. El día que asumí, hice cantar una canción de Fito Paez, la que dice “Yo vengo a ofrecer mi corazón”, señaló Battistoni.