Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

El mecanismo del Estrés

Por: Licenciada Vanesa Coronel.

En esta época parece que se nos alborota el corazón, el cuerpo y la vida: festejos, veladas, galas, cierres de ciclo, despedidas, cansancio, presiones, preocupaciones, aceleración...

El estrés es una de las principales causas que conspiran contra nuestro bienestar, y aunque se habla mucho de él, la mayoría de la gente desconoce el mecanismo que lo dispara. Además, una de las grandes dificultades para poder manejarlo es tomar conciencia y aceptar que lo estamos experimentando.

El mecanismo del estrés en nuestro cuerpo hoy, es el mismo que tenía el hombre primitivo hace miles de años. El cuerpo sigue siendo el mismo, lo que han cambiado son los estímulos estresantes y lo que nos sucede después.

Cuando el hombre primitivo, a través de los sentidos detectaba peligros, le subían las pulsaciones, se transpiraba y el cuerpo segregaba grandes cantidades de adrenalina, cortisol y otras hormonas que le permitían rápidamente una gran liberación de energía para huir o atacar. Pasado el peligro, el cuerpo se iba nivelando solo.

Las amenazas que nos asechan hoy distan mucho de aquellas que tenía el hombre primitivo. Hoy se trata de problemas de trabajo, problemas en familia o en las relaciones. La hipercomunicación y los medios también colaboran para que nuestros niveles de ansiedad y el estrés estén siempre altos y el cuerpo no alcanza a nivelar las hormonas de las que hablábamos antes, y éstas van acumulándose y circulando permanentemente por la sangre, desequilibrándonos y haciendo que nuestro sistema inmunológico se debilite y quedemos más propensos a adquirir enfermedades, tener problemas cardíacos, úlceras, diabetes, obesidad, trastornos de ansiedad y hasta caer en la depresión. Las personas expuestas a altos niveles de estrés, comienzan a tener dificultades en la memoria y el aprendizaje, dificultades para procesar el lenguaje correctamente, para concentrarse, para resolver problemáticas de la vida diaria y para desempeñar sus tareas correctamente. El estrés laboral afecta a las familias y viceversa.

La mejor manera de manejar el estrés es, como decíamos antes, aceptar que lo tenemos y hacer algo para contrarrestarlo. Necesitamos descansar mejor, caminar más, hacer ejercicios simples, o de yoga, tai chi, practicar meditación, conciencia plena, técnicas de respiración, cuidarnos en las comidas, cultivar lazos de amistad y familiares, aprender a manejar nuestro tiempo y ser más creativos en nuestro trabajo.

Ya mismo podes hacer el siguiente ejercicio: Respirá  profundamente dos o tres veces sintiendo cómo te relajás un poco más en cada respiración. Cerrá los ojos y visualizáte descansando en un lugar apacible. Disfrutá de ese recreo interior unos instantes y decite que al abrir los ojos vas a sentirte tranquilo y relajado.

Que tu viaje de regreso te traiga un aire renovado y una energía extra para terminar tu año de la mejor manera posible.

 

Fuente: 20 tips para descomprimir el estrés, Lic. Lucila Barbero de Bermúdez, Editorial Dunken, 2da. Ed. 2015.


Vanesa Coronel
Lic. en Comunicación Social
Coach Ontológico Profesional

Linkedin: Vanesa Coronel

Facebook: Coaching Para Armar

Contacto: 3465-592796