Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

Además, la Promoción 1967 colocó una placa recordatoria de sus Bodas de Oro.

Ayer por la mañana, en el patio del Colegio Nuestra Señora de Fátima, se llevó a cabo el acto por el Día del Maestro, en el 129º Aniversario del fallecimiento de Domingo Faustino Sarmiento.

El acto fue encabezado por los docentes y preceptores de la institución, contó con la participación respetuosa de los alumnos, y además, se descubrió una placa conmemorativa por las Bodas de Oro de la Promoción 1967, al cual asistieron Bochi Gonzalez, Sarita Araya, María Beatriz Palloto, Elvira Giordanengo, Susana Salas, Juan Vidulín, Juan Carlos Lippi, Rubén Rosatagno y Miguelo.

La profesora Glenda Erbojo, en su discurso, habló de que “Los docentes de hoy somos los encargados de hacer crecer y multiplicar aquel mensaje todavía vigente de Sarmiento, que era “Educar al soberano”. Educar es un servicio, es un arte, el arte de ayudar. Construir saberes va más allá de la simple transmisión de conocimientos o de llenado de formatos innovadores. Educar es encausar, es dirigir las actividades creadoras de los alumnos y desarrollar capacidades que muchas veces ni ellos mismos saben que tienen. Educar es una profesión ingrata muchas veces, desvalorizada actualmente y soslayada otras tantas; de todas maneras, los docentes que creemos en un país mejor, no perdemos las esperanzas. Seguimos creyendo en nuestros jóvenes. Seguimos apostando cada día a la importancia de educar, de formar, de servir, de contener, de acompañar, a pesar de todo”.

En segunda instancia se descubrió la placa recordatoria que la Promoción 1967 entregó a la escuela, con motivo de cumplirse las Bodas de Oro. El que tomó la palabra fue Miguelo Valentini, Director de la Biblioteca y Museo Padre Bernardo Longo, quién, emocionado, dijo que “Llevamos a Nuestra Señora de Fátima en la sangre. Nosotros somos muy orgullosos de nuestra escuela. Somos Fatimeros. En estos 50 años de egresados, en la placa recordatorio, no pusimos ninguna frase rebuscada o de algún autor, simplemente quisimos decir Gracias a Dios y a la Virgen de Fátima. Porque Dios es el que nos forma, el que nos da el amor y la amistad, y la Virgen de Fátima es la que nos cobija bajo su manto”.

Además, Miguelo agradeció “a los profesores, que por ellos somos lo que somos; aunque a veces nos pongan una nota mala, no importa, igual debemos darle las gracias porque nos están formando. Y les recuerdo algo que dijo el General San Martín: “Los maestras y los profesores son los privilegiados de la sociedad”, porque eran los que estaban formando los futuros dirigentes de la Nación y tenían que ser los mejores pagos. Fíjense como estamos degradados en la educación, desde San Martín para acá…”

Por último, en un sentido mensaje, Miguelo agradeció “al Colegio Nuestra Señora de Fátima, esta escuela que nos trae tantísimos recuerdos. Esta escuela la hicimos nosotros, la hizo la comunidad. Por eso le queremos agradecer a toda la ciudad de Pérez. Acá se hicieron polladas para 5000 personas, imagínense que venía medio Pérez a trabajar de mozos, había 200 padres trabajando toda la semana. Fue el trabajo solidario más grande que tuvo la Provincia de Santa Fe. Y cuando vemos este patio lleno estamos muy felices”.