Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

En la Sala de la Sociedad Italiana, aproximadamente 200 personas vivieron este momento histórico.

Ayer por la mañana se realizó el acto por los 200 años de Independencia Argentina. El encuentro se desarrolló en la Sala Sociedad y fue presidida por el Intendente Pablo Corsalini, acompañado por su gabinete y los concejales del Frente Para la Victoria, junto a representantes del ámbito religioso, la Banda de Música Ciudad de Pérez, alumnos y docentes de las escuelas de la Ciudad.

La actividad cumplió con la rutina que nos tiene acostumbrados, donde los representantes de los distintos credos ofrecieron la bendición para las, aproximadamente, 200 personas que se encontraban en el lugar, los distintos discursos, entre los que se destacó la palabra del Intendente Pablo Corsalini; y el momento emotivo, sobre el final, cuando alumnos de 5° Grado interpretaron “9 de Julio”, de Maruja Pacheco Huergo, acompañados por la Banda y Escuela de Música.

A continuación, dejamos el discurso del Intendente Municipal:

Hoy celebramos 200 años de nuestra independencia.

Solamente haré una pequeña referencia histórica de los hechos ocurridos. En el año 1816, los acontecimientos sociales y políticos que se sucedían en Europa e involucraban a nuestra patria, precipitaron los episodios y la toma de decisiones.

España en crisis por la dominación francesa, repercutió en las provincias unidas del sur consolidando una Junta de Gobierno. No fue fácil lograr nuestra libertad. Nuestros próceres sentían dudas de cuál era la mejor decisión a adoptar. Saavedra, Rivadavia, Moreno, Belgrano Castelli y tantos otros pasaron a ser protagonistas de una época dura, pero que finalmente desembocaría en la concreción de un país libre.

No solo combatieron contra los realistas, sino que además tuvieron que lidiar contra los ingleses, en el aspecto bélico, económico y cultural, por eso resulta necesario y justo, rendirles el más sentido homenaje a nuestros próceres que con errores y aciertos, nos legaron un país.

Pero la vida y la historia continuaron. Guerras internas, diferencias políticas exageradas, azules y colorados, golpes de estado, guerra de Malvinas, progresismo, neoliberalismo, derechas e izquierda y un sin número de circunstancias, forman parte de nuestros 200 años de historia, y en la que hoy nos encuentra a nosotros protagonistas.

No cabe ninguna duda de que somos independientes.

Poseemos constitución, himno, bandera, escudo, instituciones, limites consolidados, moneda, democracia, y libertad.

PERO COMO INDIVIDUOS, ¿SOMOS REALMENTE LIBRES E INDEPENDIENTES? CADA UNO DE NOSOTROS ¿CREE O SIENTE REALMENTE QUE ESTO ES ASI, Y QUE COMO CIUDADANOS HACEMOS LAS COSAS CONVENIENTES PARA CONSOLIDAR NUESTRA INDEPENDENCIA Y NUESTRA LIBERTAD?

La idea de independencia es un valor que en estos dos siglos ha sido interpretado de una y otra forma por los distintos gobiernos, y por los dirigentes políticos e intelectuales que idearon un país. La Libertad es la capacidad de poder actuar y decidir reflexivamente, asumiendo con responsabilidad las consecuencias de nuestros actos.

Ser ciudadano libre, es más que el simple hecho de cumplir 18 años y tener mayoría de edad, poder votar en las elecciones, o ejercer plenamente lo que conocemos como derechos y deberes ciudadanos, tales como obtener el DNI, contraer matrimonio civil, o trasladarnos libremente por el territorio nacional.

La libertad también implica tener la responsabilidad de sentirse parte de una estructura social, y sobre todo, asumir responsabilidades y obligaciones en la construcción de la sociedad.

Creo sinceramente que en los tiempos que no toca vivir, debemos esforzarnos mucho más, para mejorar y consolidar lo que heredamos.

La ciudadanía posee la facultad de realizar actividades con plena autonomía, pero debe tomar decisiones responsables en el contexto social actual.

La ciudadanía y la libertad, se ejercen a través de la participación en los diferentes espacios en los que nos desenvolvemos: en la familia, en el colegio, en el trabajo, o en el barrio, y actuar injustamente y de manera individualista, como muchas veces lo hacemos, no favorece a la participación ni a la libertad.

Queridos vecinos: Hoy al cumplirse 200 años de nuestra independencia, seamos artífices de nuestro destino. Los convoco a todos, sin división de banderías políticas ni egoísmos, a honrar a nuestros próceres y a superarnos en la tarea de construir una ciudad, una provincia y un país mucho mejor, para: constituir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino.

¡Muchas Gracias!