Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

El encuentro fue organizado por el Instituto Arco Iris y auspiciado por la Municipalidad de Pérez.

El pasado día lunes 23, el Licenciado Marcelo Rocha se presentó en la Sala Sociedad para brindar una conferencia sobre “Escuela, discapacidad, y problemas en el desarrollo subjetivo: Las infancias más allá del diagnóstico” y más cerca de la realidad de cada niño. “Nos preocupa enormemente que muchos niños con dificultades en su constitución subjetiva no jueguen con pares o que otros, siendo ya jóvenes o adultos, no encuentren espacios donde poder desarrollarse”, fueron las palabras de presentación sobre la temática desarrollada.

Dicho encuentro fue auspiciado por la Municipalidad de Pérez y organizado por el Instituto Arco Iris, que viene desarrollando, con todo su equipo de profesionales, un trabajo ejemplar en la lucha por la inclusión y la igualdad de condiciones para todas las personas, que va más allá de la cuestión de discapacidad.

El encuentro contó con una importante cantidad de asistentes, entre ellos la Secretaria de Desarrollo Social, Tercera Edad y Discapacidad, Licenciada Rosana Fornassiero, y la Directora de Cultura y Educación, Gloria Romagnoli.

Además, el Licenciado Marcelo Rocha presentó su último libro, denominado “Las marcas de la infancia. Destinos de lo sensible”. En su alocución, se refirió a que “el libro trata sobre ciertas preocupaciones que uno tiene sobre ¿qué pasa con las infancias? Qué pasa que se van perdiendo los juegos, la creación, el barrilete, todas esas cosas con las que nosotros nos cultivamos y aprendimos; y otro tema puntual: ¿Cómo se construye la sensibilidad de un ser humano?  Porque si hay algo que nos preocupa es la violencia, las agresividades, el nuevo fenómeno llamado Bullying que aparece en el entorno escolar. Entonces, la pregunta es ¿Desde dónde se construye lo sensible, que hace que las personas sean buenas o malas?”

Marcelo Rocha, también opinó que “yo creo que todas las marcas que tuvimos en nuestra infancia, las sensaciones, lo que experimentamos en nuestra primera infancia, se reeditan en nuestra adultez y hace que nosotros seamos de esta forma. El pasado no se borra, el pasado queda grabado y construyen nuestro presente y nuestro futuro posible”.