Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

La banda más convocante de la ciudad repasó su trayectoria, en un show a pedir de sus fanáticos seguidores.

El pasado viernes por la noche, en el resto bar Felix Canaro, los espectadores presentes en el lugar volvieron a reencontrarse con su juventud, con su adolescencia, con el Rock.

Es que, como viene sucediendo todos los años, en esta época, Azafrán, la legendaria banda de nuestra ciudad volvió a encontrarse, para despuntar el vicio de tocar entre amigos y brindar un concierto para sus seguidores, que ya no se sorprenden por el repertorio, pero eso no impide que lo disfruten al máximo.

Ellos (los seguidores) quieren ver eso. Y Azafrán lo sabe.

Azafrán sabe todo. Hay química, hay simbiosis. Se conocen de memoria y se nota cuando empieza el show.

A la 1 de la madrugada del sábado, Mariano y Marcos Medina, Federico Zaniolo, Hernán Biliato, Franco Capriati, Leonel Anfossi y Hernán Pietrocola subieron al escenario para complacer a los fanáticos de la banda, que colmaron las instalaciones de Felix Canaro, e incluso, muchos vieron el recital desde afuera del bar.

En la primera parte del show, deleitaron al público con “Después vemos”, “Por la calle serena”, “Caminando”, “Mal salado”, “Fue por ver el sol”, “Angelito”, “Acá no pasó nada” e “Igual que nunca”, que cerró la mitad de la fiesta, y dejó preparado el clima para la segunda parte.

En este repaso por sus más de 20 años de trayectoria, el recital ganó en emotividad con los clásicos “En mi oscuridad”, “Dale”, “El diablito”, “Espera”, “Mas cerca” y “El ombú”, para cerrar la noche con “Comegato” y “La iguana”.

Luego de las 16 canciones pautadas, la gente pidió el bis, y Azafrán les dio el gusto, con un tema que “no fue ensayado”, según Marcos Medina, para ponerle el broche de oro con “No obstante lo cual”, el clásico de Reef.

Otra noche, inolvidable.

Para ellos y para nosotros, que volvimos a ser adolescentes.