Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

Prestar atención a las personas con las que pasamos más tiempo

Por: Vanesa Coronel.

El autor Nathaniel Bransen explica que tendemos a sentirnos mejor y más cómodos con personas cuyo nivel de autoestima es similar al nuestro. Las personas con autoestima alta tienden a unirse con personas de autoestima alta. La autoestima baja busca la baja autoestima en los demás, no de manera consciente. Imaginemos que la autoestima puede medirse en grados del 1 a 10, siendo 10 la autoestima óptima y el 1 el menor nivel imaginable. Si un director tiene un 5 ¿a quién imaginas que tiene más posibilidades de contratar? ¿A un 7 o a un 3?

Mario, un hombre de cuarenta y dos anos, se definía a sí mismo “como alguien que empieza proyectos, pero no los termina”. Había armado varios emprendimientos que no había dado resultado y se preguntaba en que estaba fallando. Al conversar un rato con el percibimos que en los distintos casos que nos contaba había un hilo en común: todas las personas de las que había elegido rodearse para llevar a cabo sus proyectos, por diferentes motivos, terminaban comprometiéndose a medias, peleándose con él o abandonándolo. Mario, que era auto-motivado y un gran buscador de la excelencia, reflexionaba: “Cada vez que yo empezaba a levantar un poco de vuelo con el proyecto, se producía malestar a mi alrededor: se enojaban conmigo, me preguntaban quien me creía yo, me decían si pensaba que era diferente a ellos...”. Y si, Mario era diferente a ellos: su nivel de capacidad era diferente, pero su baja autoestima no le permitía darse cuenta, y por eso remaba contra la corriente. Nuestra conversación con Mario terminó con una frase que quedó resonando en su mente: “Si quieres volar alto, necesitas rodearte de águilas como tú, que se sientan cómodas volando en las alturas”.

¿Alguna vez sentiste que tenías que esconder tus talentos o tus logros para no molestar a los demás? Quizás a corto plazo ese recurso de adaptación te de resultado, quizás logres no molestar a otros, pero el costo es demasiado alto: implica anular parte de quien eres y debilitar tu autoestima.

Como expresara Marianne Williamson: “De nada le sirve al mundo que juegues un juego pequeño. No hay nada grandioso en encogerte para que otras personas no se sientan inseguras a tu lado”.

Una de las mejores maneras de fortalecer la autoestima, es elegir rodearte de personas que tengan tanta autoestima, o más, que vos mismo. Quizás esto implique que debas hacer algunos cambios importantes en tu vida. Quizás te embarques en un proceso doloroso de decir adiós a algunas amistades o relaciones laborales que ya no estén siendo una influencia positiva en tu vida. Quizá requiera de tu parte el desafío de elegir pasar más tiempo con personas muy seguras de sí mismas, lo que puede causarte cierta incomodidad inicial. No decimos que vaya a ser fácil, pero te aseguramos que va a valer la pena.

Cuenta una leyenda que el águila, una de las aves más longevas, en determinado momento se ve obligada a tomar una decisión difícil para poder llegar a vivir muchos años más. La señal aparece cuando sus uñas empiezan a atrofiarse y ya no poder agarrar a sus presas, cuando su pico comienza a curvarse demasiado, cuando sus alas se ponen pesadas porque sus plumas han envejecido y cada vez le resulta más difícil volar. La decisión se impone: transformarse o morir. Si elige transformarse, debe irse a lo largo de la montana y refugiarse cerca de una pared, golpear su pico hasta lograr arrancárselo y esperar a que crezca uno nuevo, con el cual arrancara sus viejas plumas. Después del doloroso proceso, al cabo de unos meses, despliega sus alas y se lanza a su gran vuelo de renovación.

Extracto del libro “Desafiando imposibles”

Autoras: Verónia de Andrés y Florencia Andrés

 

  • Vanesa Coronel
    en Comunicación Social
    Coach Ontológico Profesional
  • Blog: http://vanesacoronel.blogspot.com.ar/
  • Linkedin: Vanesa Coronel
  • Facebook: Coaching Holístico
  • Twitter: @EspiralComunica
  • Contacto: 3465-592796