Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

Las más afectadas fueron Carlos Pellegrini, Pueblo Casas y Cañada Rosquín en el departamento San Martín y también Pueblo Irigoyen y Gálvez, en jurisdicción de San Jerónimo.

Los fuertes vientos de la tormenta del sábado a la tarde hicieron estragos en el centro de la provincia, con voladura de techos, caída de árboles, postes, cables y columnas de hormigón armado que sostienen líneas de alta tensión, por lo que varias localidades quedaron sin el servicio eléctrico. De acuerdo al relevamiento realizado ayer a la tarde por Protección Civil provincial, las más afectadas fueron Carlos Pellegrini, Pueblo Casas y Cañada Rosquín en el departamento San Martín y también Pueblo Irigoyen y Gálvez, en jurisdicción de San Jerónimo. Bouquet (departamento Belgrano) fue azotada una granizada con piedras de gran tamaño.

"Teníamos un alerta meteorológico por un frente de tormenta que ingresaría desde Córdoba. La característica en este caso fueron los fuertes vientos de entre 90 y 100 kilómetros por hora que generaron serios destrozos, y en menor medida la lluvia caída que fue mucha y en poco tiempo, pero que se escurrió rápido. También cayó granizo en algunos lugares pero no fue la causa de los mayores daños. Afortunadamente no hubo que lamentar víctimas ni heridos", dijo a La Capital el titular de Protección Civil de la provincia, Marcos Escajadilo.

En Carlos Pellegrini aseguran que no hay registros de un meteoro de estas características, con vientos tan fuertes. "Uno habla con gente que peina canas y aseguran nunca haber visto una tormenta así. Basta con recorrer las calles de la localidad para darse cuenta verdaderamente que los destrozos son importantes: la peor parte la llevó la zona de la ruta 13, entre los dos accesos y hacia San Jorge, donde el viento destrozó literalmente la celda de una cerealera y árboles que cayeron sobre la ruta, por lo que los bomberos voluntarios debieron trabajar con distintos elementos para ir liberando el tránsito", comentó a Las Rosas Digital el periodista pellegrinense Antonio Camacho.

El locutor de Radio Estilo contó que "en el Estadio Americano Roberto Toraglio cayeron muchísimos árboles sobre tapiales que dan a la cancha de fútbol y al natatorio, y hay cinco torres de iluminación tumbadas. Las chapas de los galpones ferroviarios en la zona céntrica que pertenecen a la Cooperativa Agrícola Ganadera se levantaron y se encontraron a una cuadra y media de distancia. La plaza está literalmente devastada. Destruida. Estamos sin energía eléctrica y no se sabe hasta cuándo", detalló y destacó la "gran colaboración de los vecinos, su solidaridad. Muchos salieron con moto sierras para seccionar los árboles, para apartarlos y liberar las calles".

Arrasadora. A su paso, la tormenta provocó serios destrozos en la localidad de Casas, donde arrancó techos de viviendas e incluso el de una estación de servicios Esso, derrumbó paredes y dejó un desolador panorama de árboles y ramas caídas y cables, entre otros daños. Un panorama similar le tocó a Cañada Rosquín, donde el viento también arrancó la tapa de dos silos de una cerealera, y en otras localidades afectadas del centro-este de la provincia.

El centro de operaciones se fijó en Carlos Pellegrini, desde donde se coordinaron las tareas de asistencia, mientras que el ministro de Desarrollo Social, Jorge Álvarez, recorría otros sectores afectados para disponer la ayuda. "Se asignó personal de Protección Civil en todos los lugares y se aplicó el protocolo de acción con bomberos y comunas. Se trabaja con cuadrillas en cuadrículas, incluso de noche. También la policía implementa operativos de seguridad para la tranquilidad de la gente", indicó Escajadillo.

También la EPE trabajó durante el sábado y el domingo en la reparación de los daños: "Colapsaron cuatro columnas de hormigón armado que sostienen la línea aérea de alta tensión que vinculan las localidades de San Jorge con Las Rosas. Las poblaciones cuentan con abastecimiento de electricidad por vínculos alternativos. Las estructuras se derribaron en inmediaciones de Carlos Pellegrini y a partir de ahora la EPE disparó su plan de contingencia corporativo para atender las consecuencias del temporal", comunicó ayer la prestadora.