Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

La majestuosa locomotora, estará durante el fin de semana frente a la Plaza y la Parroquia de la vecina localidad.

El Ferroviario Club Central Argentino invita a toda la población a concurrir a la localidad de Soldini para participar del evento anunciado como “Soldini Express”, que se está realizando durante este fin de semana.

En dicho acontecimiento se puede apreciar a “La Emperatriz”, la famosa locomotora Nº 191, de más de 100 años de antigüedad, que aún hoy ostenta el récord de sudamericano de velocidad, conseguido el  día 11 de Febrero de 1926.

Durante el día sábado, portalperez.com tuvo la posibilidad de visitar los vagones y dialogar con los organizadores, quienes se mostraron satisfechos con la cantidad de gente que se acercó el primer día, y esperan la misma convocatoria para hoy, domingo, día en que se encuentra previsto realizar una exhibición en vapor y “Run by” (paseo en tren) en el paso a nivel de calle Guatemala.

Un poco de historia sobre La Emperatriz:

La Emperatriz de las locomotoras fue diseñada en Rosario por los ingenieros del Ferrocarril Central Argentino, en las instalaciones del legendario Portón 1 de Av. Alberdi y Humberto 1°, hoy oficinas centrales de NCA, respondiendo a los mas recientes estándares mecánicos y estéticos establecidos en esa época por el ferrocarril Central Argentino, líder tecnológico absoluto de los ferrocarriles argentinos.

Construída en 1914 por la “North British Locomotive Company Limited”, integraba un lote de 10 unidades que constituían el “state of the art” de la época. Fueron numeradas 191 a 200.

La 191 por ser cabeza de la serie mas rápida se convirtió en la locomotora insignia del Central Argentino. Nadie sospechaba en ese entonces que en pleno siglo XXI seguiría siendo la locomotora insignia de los ferrocarriles argentinos.

Transportó a los presidentes y personalidades argentinos como VICTORINO DE LA PLAZA, MARCELO T. DE ALVEAR; HIPÓLITO YRIGOYEN, JUAN D. PERON y a celebridades internacionales que visitaban nuestro país, como el DUQUE DE WINDSOR y el DUQUE HUMBERTO DI SAVOIA.

Su maquinista titular durante 18 años fue Francisco Savio, quien por sus cualidades personales y profesionales era el maquinista que el Central Argentino empleaba generalmente para relaciones públicas y sobre todo en sus trenes especiales.

Récord de velocidad

El día 10 de Febrero de 1926 arribó a nuestro país el hidroavión “Plus Ultra”, procedente de España, toda una hazaña y novedad para la época, a tal punto que el Diario La Nación, de Buenos Aires, editó una edición especial que llegaría a Rosario el 11 de Febrero a las 7 de la mañana, para competir con el actual Diario La Capital.

La partida se retrasó por diferentes inconvenientes, y decidieron reemplazar a la máquina designada por la 191, convencidos de que La Emperatriz podría recuperar el tiempo perdido y llegar a horario.

Y vaya si lo hizo. El trayecto Baradero – Rosario lo cubrió en 1 hora y 33 minutos, superando la velocidad de 140 Km/h, batiendo el récord sudamericano de velocidad, que aún hoy conserva, y llegando a las 7 en punto a la Estación Rosario Norte.

El mito de la 191 se refuerza en la década del 60: cuando fallece el maquinista Savio, que estaba jubilado desde hacía tiempo, la 191 tiene un severo accidente en Maizales, a unos 30 Km de Soldini.

De este accidente fue recuperada por una verdadera proeza mecánica realizada por Talleres Pérez, proeza que quizás no hubiese sido realizada para otra locomotora. Desde ese momento, la 191 pasa a ser la “niña mimada” del gigantesco taller ferroviario.

En nuestros días.
Hoy la 191 forma parte del exclusivo club de las locomotoras históricas mas importantes del mundo. Luego de décadas de abandono, y de haber sido considerada “chatarra” el Ferroviario Club Central Argentino – FCCA la restauró mecánica e históricamente, poniéndola en funcionamiento como testimonio de la era del vapor. Gracias al desinteresado e imprescindible aporte del CIFP, NCA, la Municipalidad de Pérez y el ONABE fue posible ver a la 191 nuevamente en funcionamiento. Los socios del FCCA contribuyeron con la restauración propiamente dicha, invirtiendo no solo sus recursos sino también mas de 7000 horas hombre de trabajo.