Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

Falacias que acontecen cuando entablamos una conversación

Por: Vanesa Coronel.

Supongamos que vamos al oculista porque tenemos un problema en la vista.

Luego de revisarnos, el médico se saca sus anteojos y nos lo entrega.

Nos dice:

-Póngase éstos, yo he usado estos anteojos durante diez años y realmente me han sido de mucha utilidad. Tengo otro par en casa; quédese usted con estos.

Usted se los pone, y su problema no solamente no mejora, ahora se agrava.

-¡Esto es terrible!, exclamará usted. ¡No veo nada!

-¿Por qué no le sirven? A mí me resultaron muy prácticos durante diez años. Le sugiero que ponga algo más de empeño.

-Lo pongo. Pero veo todo borroso.

-Bueno, señor, piense positivamente.

-Es que positivamente no veo nada.

-¡Que ingrato!, le increpa el oculista. Después de todo, yo solamente quería ayudarlo.

Ahora pensemos, ¿qué probabilidad hay que volvamos a este oculista?

Casi ninguna. Seguramente no confiaremos en alguien que no diagnostica antes de prescribir tratamiento.

Pero, en la comunicación, ¿cuántas veces nos pasa que prescribimos antes de diagnosticar?

Podemos decir que las cuatro maneras básicas de comunicarnos son leer, escribir, escuchar y hablar. Pensemos cuantas horas al día estamos realizando alguna de estas acciones.

La aptitud para la comunicación es la más importante de la vida. Pensemos, pasamos años aprendiendo a leer, a escribir, a hablar, ¿y para escuchar, qué adiestramiento hemos recibido?

Son realmente pocas las personas que han tenido alguna capacitación en la acción de escuchar.

Si queremos comunicarnos efectivamente con nuestra pareja, hijo, jefe, colaborador, amigo, lo primero que necesitamos es comprenderlo.

Creemos que la clave no está en la técnica que empleemos para lograrlo, más bien reside en el ejemplo que demos, en nuestra conducta real.

Nuestro ejemplo, probablemente, fluye de nuestro carácter o del tipo de persona que somos en realidad, y no de lo que los otros dicen que nosotros somos o de lo que nosotros pretendemos que el otro piense en relación a como somos.

Nuestro carácter está en todo momento irradiando información, comunicando cosas.

Si nuestros estados de ánimo son cambiantes, si somos alternativamente descorteces y amables y sobre todo, si nuestros actos privados no concuerdan con nuestra conducta pública, será muy difícil que los demás se abran a nosotros.

Entonces, por mucho que necesitemos contar con alguien, a éste le resultará difícil abrirse a nosotros, entregarnos sus opiniones, experiencias, sentimientos más íntimos.

Lo común, lo que nos sucede a diario es primero querer ser comprendidos.

La mayor parte de las personas no escuchan con la intención de comprender, sino para contestar.

Lo filtramos todo a través de nuestros propios paradigmas.

A continuación te enumero las conductas mas habituales que nos impiden estar presentes para conectarnos con los demás cuando nos hablan

  • Aconsejar, Creo que deberías..., Como es que no...?
  • Competir, Esto no es nada, voy a contarte lo que me ocurrió a mi.
  • Educar, Esto puede convertirse en una experiencia muy positiva para ti si...
  • Consolar, No es culpa tuya, hiciste lo que pudiste
  • Contarle una historia parecida, Esto me recuerda una vez que...
  • Minimizar, Vamos, animo. No es para tanto!
  • Compadecer, Oh, pobre!
  • Interrogar, Cuando empezó esto?
  • Explicar, Yo habría venido, pero...
  • Corregir, No, esto no ocurrió así

Cuando creemos que tenemos que arreglar las cosas para los demás se sientan mejor, dejamos de estar presentes.

Escuchar no es una tarea nada fácil, algunas personas tienen muy desarrollada esta capacidad innata.

En el próximo artículo ahondare sobre cómo desarrollar la escucha efectiva.

¡Ojala te sea de utilidad!

¡Buen viaje!

Fuente: Comunicación no violenta, Marshall Rosenberg, Quinto habito de efectividad, Stefhen Covey.

 

  • Vanesa Coronel
    Licenciada en Comunicación Social
    Coach Ontológico Profesional
  • Blog: http://vanesacoronel.blogspot.com.ar/
  • Linkedin: Vanesa Coronel
  • Facebook: Coaching Holístico
  • Twitter: @EspiralComunica
  • Contacto: 3465-592796