Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

Un inofensivo rojinegro dominó de principio a fin el encuentro pero no pudo doblegar al aguerrido y limitado Temperley. Un 0 a 0 para el local que sabe a poco, un puntazo para la visita.

Desde el Vestuario Minuto uno y penal para el local, mal cobrado por el árbitro que vio falta contra Maxi Rodríguez dentro del área cuando en realidad ocurrió unos centímetros afuera. La noche empezaba de la mejor manera para Newell´s, si Maxi hubiera inflado la red al inicio del partido. Crivelli, el 1 Gasolero, adivinó la punta y contuvo el penal.

Esto no  evitó que el local siguiera buscando la ventaja inicial, con su sabida e insípida receta: toquecito más toquecito sin profundidad ni cambio de ritmo, lo cual hace un equipo previsible y plano por donde se lo mire.

Lo tuvo Escobar, el lateral derecho leproso, con una incorporación por sorpresa y su definición se fue por arriba. Scocco también avisó con un cabezazo que también se marchó cerca del travesaño del arquero visitante. Todo esto antes del minuto 15 de juego.

La Visita Bien estudiado el libreto tuvo el equipo de Ricardo Rezza. Todo el equipo en propio campo detrás de la línea del balón. Defender el cero en propio arco y sacar alguna contra milagrosa. Sus armas fueron Esparza y Sambueza por las bandas rápidos para ganar las espaldas de los laterales-volantes rojinegros, asistidos por un hábil Di Lorenzo. Vilchez el faro, el pescador, sólo arriba esperando el milagro.

Monólogo El único que hablaba con el balón era Newell´s, siempre con la misma intensidad: trasladar el balón de una banda hacia la otra. Parece que Bernardi aún no ha explicado y menos puesto en práctica el concepto de Profundidad (verticalidad). Los goles no se marcan en los saques de banda.

El primer tiempo terminó con una supremacía en la posesión del balón 80/20 para el local que no se traducían en goles/ocasiones. Todo muy lento, previsible un festín para los defensores visitantes que anticipaban su marcaje a la estática delantera leprosa. (Menos Scocco).

Hasta el final Si Temperley estaba muy cómodo defendiendo cerca de su arco y mantenía el empate ¿por qué iba a cambiar? El partido siguió sonando a replay de la primera parte. Bernardi quiso sacudir el letargo con 2 modificaciones: Figueroa y Fórmica entraban a poner música, Rock and Roll se esperaba. Pero se contagiaron del resto de sus compañeros. No asistieron, no encontraron la forma de burlar el cerrojo de Rezza, comandado por un Gastón Aguirre en el centro de la defensa que sacaba todo lo que se acercaba a su compañero Crivelli.

Fue empate con sabor a gloria para el visitante, un castigo para el equipo de Bernardi que se fue del estadio cuestionado y reprobado por el soberano. Por el pueblo leproso que hoy más que nunca exige antes que el resultado, el buen juego. Y eso es cuenta pendiente para el técnico de Newell´s.