Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

En el Día de la Madre, contamos la historia que cambió la vida de Leo Vidal. Un homenaje para todas, en su día.

El 15 de Julio de 2008 pudo haber sido un día como cualquiera, para vos, para nosotros, pero no para Mercedes Bruno y Leo Vidal. Sus vidas se unieron, y verdaderamente, se unieron, cuando Mercedes decidió ser la donante del riñón que le permitiría a Leo mejorar su calidad de vida.

La historia comenzó mucho antes de ese día. Mercedes habló con portalperez.com y recordó que "esa situación se dio porque yo trabajaba en un supermercado con Graciela, la hermana de Leonardo, y somos muy amigas, conocía a toda la familia de Leo".

"El día de mi cumpleaños", cuenta Mercedes, "recibí una llamada desde Santa Fe, era una amiga que me saludaba y me preguntó por la salud de Leo, y me cuenta que le iban a realizar un trasplante de riñón, que estaba en diálisis y en la lista de espera del INCUCAI. Inmediatamente hablé con Graciela, le pregunté si le iban a donar, y me dice que no, porque ni ella ni su hermana eran compatibles. Así fue que decidí ser la donante, pero a Leo no le dijimos nada, para no generarle ilusiones, no sabíamos si le podía donar".

"Al principio me decían que estaba loca, en ese tiempo tenía 50 años y hacía mucho que no me hacía controles, había que ver si los estudios me daban bien", repasa. "Fuimos al hospital Centenario, hablamos con los médicos y empezamos con los estudios, análisis de infectología, de bacteriología, análisis clínicos, el estado de mi corazón, de mis riñones, me revisaron todo, me encontraron bien de salud y decidieron que podía donar".

De los hospitales, a los tribunales.

La historia de los análisis terminó ahi, los médicos dieron el "Si" para que Mercedes sea donante. Pero "No quedó ahí, había que seguir con la autorización judicial, ya que con Leo no tengo ningún parentesco. Conseguir el permiso judicial fue otra odisea, ya que en los hospitales públicos no había ningún antecedente de estas características, de ser donante sin parentesco. Empecé a ir a los Tribunales Federales, consigo unas planillas para completar, en donde había que llenar los datos de Leo, asi que ahí decidimos contarle que yo iba a ser la donante", dijo Mercedes.

"Cuando Leo se enteró, se vino a mi casa, con una sonrisa que no me la olvido más. Fuimos juntos a Tribunales a completar los formularios, y por suerte la Jueza nos autorizó todo y muy rápido".

Impulso de Madre

"Nunca dudé en ser la donante. Yo a Leo lo conocía de chiquito, conocía a sus hermanas, a su mamá, que falleció, entonces al enterarme que ellas no eran compatibles, me decidí a ser yo. Sentí un impulso de madre, de querer salvarlo, y estoy más que feliz por lo que hice, estoy bien de salud, y aparte todos los logros que consiguió Leo me ponen feliz como si fuera mi propio hijo", comentó orgullosa, Mercedes, y menciona que "tengo 4 hijos mios y 4 de un señor con quién me casé, o sea que crié 8 hijos, prácticamente, y a Leo lo crié con el mismo amor que con los demás, tenemos un vínculo hermoso, Leo siempre me carga porque él es de Ñuls y yo de Central, y me dice que esa partecita mía ya se hizo leprosa".

Sobre su estado de salud, Mercedes sonríe, al igual que Leo: "Yo no tomo ni una aspirina, llevo una vida absolutamente normal, y le quiero decir a la gente que no tenga miedo de ser donante, yo lo hice a los 50 años, se puede donar sin problemas".

Desde portalperez.com queríamos rendir un humilde homenaje a todas las mamás del mundo, como dijo también, Mercedes: "Le quiero mandar un beso a todas las mamás en su día". Agradecerle por su gesto, que nos sirva de ejemplo, y recordar, como siempre lo hicimos, que "donar órganos es dar vida".

 

Agradecimientos: Pablo Fellipelli, Mercedes Bruno y Leo Vidal, por sus aportes.