Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

¡La sombra que se le escapo a Peter Pan!

Bang! (Un revolver en la sien) un hombre que cae y se levanta: “En realidad, no me quería suicidar. Pero ya que estamos acá reunidos voy a contarles, quieran ustedes o no, por qué ni siquiera he llegado a convertirme en un insecto”, así arranca Memorias del Subsuelo, el unipersonal de Emanuel Silla que se presenta en Let´s Dance durante todos los fines de semana de febrero.

Una obra que, a confesión del artista, en diálogo con portalperez.com, está muy relacionada con la danza, pero al mismo tiempo está vinculada con un teatro cruel, muy de “Artaud”.

¿Cómo surge Memorias del Subsuelo?

En el momento que empecé a interiorizarme por el teatro, también comencé a sentir cosas para armar un monólogo, que es, justamente, esta obra. “Memorias del Subsuelo” es una adaptación de una novela de Fiódor Dotoyevski, que leí de muy joven, teniendo unos 22 o 23 años, y quedé atravesado por ella. En este trabajo fui haciendo una mixtura entre la novela y cosas que yo había escrito, que tenían que ver con un hombre de subsuelo. Así se fue gestando. Estaba decidido a terminar el 2016 haciendo una obra, (NdeR: Emanuel comentó que había sufrido el revés de no poder debutar una obra de Clown, una obra que se ensayó durante un año) y así fue que el 27 de diciembre estrené “Memorias”.

¿Qué es un Hombre del Subsuelo?

El hombre del subsuelo se podría decir que es la sombra de nuestro hombre contemporáneo que es, básicamente, un hombre enfermo, mentiroso, envidioso, destructivo, con cero tolerancia. Es la sombra que se le escapo a Peter Pan en nuestro mundo.

¿Con qué se encuentran los que van a ver la obra?

El género de la obra es “Danza-Teatro”, como te decía, Antonin Artaud me marcó y para mi realizó la metafísica del teatro. Intenté hacer una obra que no le ponga la comida en la boca al espectador. Tengo algunos libros de teatro que me ayudaron muchísimo, uno de esos se llama “Hacia un teatro pobre”, de Jerzy Grotowski, donde el autor dice que el artista tiene que volver a esa pobreza de estar solo en el escenario, sin tantas pompas. Cuando termino de hacer la obra, me quedo hablando con la gente y me cuentan que están cansados de mirar la tele, y de que le hagan el avioncito y le den de comer en la boca. También por mi preparación, donde entrené con El Rayo Misterioso durante un año, ellos trabajan con Artaud y Grotowski.

¿Te permitís jugar con las luces y el sonido?

Por supuesto. Es muy interesante cómo fui eligiendo las canciones, porque voy de Jorge Drexler y Gustavo Santaolalla a una canción de Pirata, de Walt Disney; también seleccioné una parte de un documental de Jairo Restrepo, que es –a criterio de Emanuel- un revolucionario de la agricultura orgánica. Todo lo hice solo, pero hay muchas personas que tienen una relevancia fundamental, como Nestor Ansaldi, que fue mi maestro y me empezó a dirigir la obra, que luego terminé de hacer solo. Graciela Fernandez Bantle es mi maestra Femenina, es una persona que me ayudo muchísimo a entenderme,  a sanarme para poder conectar con la creatividad, para poder ver la vida de una forma realmente creativa y ya nunca más dejarla. Gabriel Lovera y Pedro me ayudaron con la fotografía; Manu del Mar y Sol en la edición de los flyers; las luces, el sonido y el humo están a cargo de Let´s Dance, que es donde realizo la obra, en Callao y Güemes.

¿Cuáles son los días y horarios?

Los días de febrero son el sábado 11, y los viernes 17 y 24, el horario es a las 20hs, generalmente arranca 20:30hs y tiene una duración aproximada de 45 minutos