Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

Triunfo inmerecido logró el equipo del Parque Independencia en tierras Canallas. Tres puntos que saben a gloria y cortan una racha negativa de 8 años sin ganar a su clásico rival.

Por: Andrés Marinangeli. Entrenador UEFA PRO.

Con un solo remate entre los palos en todo el partido, y con un planteo ultra defensivo el equipo de Osella se llevó los 3 puntos del Gigante de Arroyito.

Maxi Rodríguez capitalizó un rebote en el área en el minuto 93 de juego, luego de un centro que él mismo ejecutó y con sobrada calidad acomodó el balón en el fondo de la red para delirio de la afición visitante. Otra vez la figura del equipo de Newell´s y del encuentro fue su arquero Luciano Pocrnjic.

Previa. La semana trajo incógnitas sobre las alineaciones  de los dos equipos, ya sea por lesiones o bajos rendimientos los once titulares se descubrieron minutos antes de iniciado el encuentro.

Los dos entrenadores decidieron cambiar a sus laterales derechos, en la lepra salió Advíncula  dando entrada a Franco Escobar. En el canalla la experiencia de Ferrari sustituyó a la juventud de Salazar.

En la lepra Formiliano volvió a la zaga central de la defensa acompañando a Moiraghi.

En el medio campo 5 efectivos: Mateo y Quignón en el eje central y 3 medias puntas, Maxi por izquierda, Fórmica por el medio y Fértoli en la derecha. Arriba a la buena de dios; Amoroso. Así comenzó la lepra el partido.

Coudet además de cambiar al lateral derecho le dio entrada a Dylan Gissi en el centro de la defensa en lugar de Esteban Burgos. 

Con Colman y Camacho en el medio campo, Coudet intentó poner jugadores que mantengan la posesión del balón para elaborar jugadas y que las definan los delanteros Marco Ruben y Teo Gutiérrez.

EL PARTIDO. Desde el pitido inicial la visita bien sabida tenía su plan: defender cerca de su propia meta y salir rápido en contraataques. Un plan mezquino y mediocre para la grandeza del equipo del Parque de la Independencia.

Central llevó el peso del partido, gracias al manejo y criterio de juego de Colman y Camacho el encuentro se jugó en el campo de la visita. Las jugadas de peligro fueron llegando en inmediaciones del arco del UNO leproso. Lo tuvo Camacho sólo enfrente de Pocrnjic luego de un centro cruzado de Fernández, su tiro se fue desviado. El milagro otra vez estuvo en las manos y reflejos del UNO salvando por dos a un cabezazo de Ruben y en el rechace a Camacho.

Newell´s corría detrás del balón y cuando lo recuperaba le duraba 3 segundos en los pies de los jugadores leprosos. Fórmica veía pasar el balón en el espacio aéreo rosarino.

El equipo de Osella lucía largo entre sus  líneas dejando espacios donde los canallas distribuían el balón de banda a banda pero sin intentar profundidad en el juego. Sólo un tiro de Pomelo Mateo y otro de Maxi por encima del travesaño de Sosa fueron las tímidas aproximaciones de Newell´s en la primera parte del partido. La superioridad de Rosario Central fue total en los primeros 45 minutos de juego pero el gol no llegó por falta de definición y en cero se fueron al descanso.

SEGUNDA PARTE. Osella modificó para ser más defensivo aún. Amoroso de 9 pasó al extremo derecho del medio campo para tapar las subidas de Villagra, esa fue su única misión en la segunda parte. Fértoli cambió al sector izquierdo, su lugar natural en el terreno de juego y MAXI se adelantó a la posición de centro delantero a ver si pescaba algún balón largo que enviaban desde 60 metros Moiraghi, Pomelo o el inexistente Quignón.

Central siguió con su partitura de posesión y control del juego hasta que Coudet sacó del campo a los mejores intérpretes: Camacho y Colman. Al minuto 72 de juego y con los delanteros Bordagaray y Herrera, Central quiso ser más directo e ir por el partido a lo loco.

 A lo loco se vive mejor dicen pero en esta ocasión la alegría no estuvo de lado canalla.

COUDET deberá aprender que acumular delanteros no es garantía de goles.

EL FINAL. Se perfilaba un empate con sabor a poco del lado centralista y como UN PUNTAZO para Osella y compañía. Pero la señora injusticia dijo presente en el minuto 93 de juego. En el único tiro al arco de la visita y en una acción a balón detenido MAXI “LA FIERA” RODRÍGUEZ luego de un  rebote acomodó su magia mundialista al fondo de la red, más que un tiro fue un pase a la red entre 6 piernas canallas. El estadio enmudeció ante tamaña injusticia. Gol del que menos propuso, gol de quien quiso especular con el empate los 90 minutos.  Gol que sabe a injusticia total. Así de ingrato es el fútbol para los que proponen y se quedan con las manos vacías pero esto es fútbol, dinámica de lo impensado.

Osella nunca pensó en ganar y se llevó los 3 puntos.

El pueblo leproso no atiende si mereció tamaño regalo, el festejo luego de 8 años de sinsabores es para festejar por todo lo alto, para ilusionarse con pelear el campeonato.

Ganó el que no lo mereció por eso es tan emocionante este deporte, pasión de multitudes.