Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

El dato surge del relevamiento que realiza el Cesyac. Carnes, frutas y verduras, transporte y servicio eléctrico impulsaron la suba.

Una familia tipo rosarina de dos adultos y dos niños tuvo que desembolsar 15.465,71 pesos el pasado mes de diciembre para solventar sus gastos, un monto que representa una variación intermensual de 3,81 por ciento respecto a noviembre.

Así se desprende del último informe sobre inflación local elaborado desde el Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac), donde se destaca que durante el último mes del año pasado se registraron fuertes subas de precios en productos de consumo masivo, como las carnes ( 19,03 por ciento) y las frutas y verduras ( 4,23 por ciento), así como otras subas en servicios clave como la electricidad ( 21 por ciento).

También aumentaron otros rubros como los comestibles envasados ( 0,13 por ciento) y los productos de limpieza ( 0,62 por ciento), mientras que las bebidas cerraron el año con una baja del -2,12 por ciento.

A eso hay que agregarle subas sustanciales en transporte ( 10,27 por ciento) y servicios para la vivenda ( 5,33 por ciento). Entre los productos y servicios que más impactaron en la inflación local el Cesyac agrega los aumentos en la electricidad ( 21,07 por ciento), seguro automotor ( 25.63 por ciento) y medicamentos ( 11 por ciento).

El dato difundido por la organización local es valioso ya que el gobierno no difundió ningún índice oficial de inflación para el último mes del año, aunque el ministro de Finanzas Adolfo Prat-Gay estimó que el indicador ronda el 3,5 por ciento. En esa línea, desde el Cesyac subrayaron que al momento de finalización del informe difundido ayer "no habían sido publicados parámetros estadísticos nacionales" por parte del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) para el mes de diciembre.

De esos 15.465 pesos, el 71 por ciento fue a parar a servicios básicos para el hogar, mientras que el restante 29 por ciento se utilizó para comprar productos de consumo masivo.

Los gastos del hogar se repartieron de la siguiente manera: el 40 por ciento se utilizó en pagar el alquiler, el 33 por ciento para servicios personales, el 18 por ciento para transporte, y el 9 por ciento restante para servicios de la vivienda.

El presupuesto para adquirir carnes representó el 35 por ciento de lo gastado en productos de consumo masivo, seguido por comestibles (32 por ciento), frutas y verduras (15 por ciento), bebidas (11 por ciento) y productos de limpieza (11 por ciento).

Datos interanuales. El trabajo agrega una comparación interanual diciembre 2014/diciembre 2015 que permite comparar las variaciones precios de 67 productos en diferentes supermercados de la ciudad.

A nivel general, los productos de consumo masivo tuvieron subas del 22,33 por ciento en ese lapso, mientras que los servicios básicos para el hogar aumentaron un 28,3 por ciento.

El tope del ranking de subas es para los productos de limpieza ( 90,2 por ciento), seguido por las carnes ( 32 por ciento), las frutas y verduras ( 22 por ciento), las bebidas ( 18,3 por ciento) y los comestibles envasados ( 12,4 por ciento).

Respecto a los productos de limpieza, durante el año pasado, las crema de enjuage y el shampoo vieron crecer sus precios un 51,7 por ciento, el jabón de tocador un 35 por ciento, la lavandina un 27 por ciento y el limpiador cremoso un 22 por ciento.

En relación a las carnes, lo que más subió fue el pollo ( 54 por ciento), seguido por la costeleta grande ( 50 por ciento), la tapa de asado ( 47 por ciento) y la merluza ( 31 por ciento).

Por el lado de los servicios básicos para el hogar, los aumentos se repartieron así: transporte ( 39,4 por ciento), alquiler e impuestos ( 34,1 por ciento), servicios para las personas ( 23,3 por ciento), y servicios para la vivienda ( 7,23 por ciento).

En cuanto al índice de confianza del consumidor (ICC), cayó un 9 por ciento con respecto a noviembre.

 

Fuente: La Capital