Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

Pablo Corsalini dialogó en exclusiva con portalperez.com y brindó detalles sobre la situación en que inicia su gestión.

Los próximos cuatro años serán un punto de inflexión para la Ciudad. Pérez no puede permitirse pasar cuatro años más sin pena ni gloria. Necesita, con urgencia, dar vuelta la página y empezar a escribir una nueva. Construir sobre bases sólidas.

El Intendente Pablo Corsalini accedió a un mano a mano en exclusiva con portalperez.com para poner a los vecinos al tanto de la situación que se encuentra nuestro municipio, sobre las desiciones que tomará en el corto plazo, de las expectativas a futuro y de cómo llevar adelante el décifit económico que presenta la máxima entidad gubernamental.

¿Qué balance podés hacer de las elecciones presidenciales y cómo influye en tu nueva etapa como Intendente, el hecho de sentarte en una mesa de diálogo Socialista a nivel Provincial, y con el entorno Macrista a nivel Nacional?

Hay que ser respetuosos del voto popular. Sinceramente, creo que la gente estaba necesitando un cambio, nosotros lo hemos podido vivir aquí en nuestra Ciudad este deseo de cambiar, y muchas veces la incertidumbre que genera la falta de proyectos políticos te hacen dudar y sentir temores. Pero creemos que hay que respetar el voto popular, ser racionales en ese sentido, creemos también que el País está en un momento que lo que se busca de la dirigencia política es templanza, empezar a hacernos cargo quienes tenemos la responsabilidad en la toma de decisiones para poder resolver los problemas que hace años vienen atravesando los vecinos. No soy de la idea de que la no coincidencia entre las líneas políticas de los gobiernos provincial y nacional pueden condicionar nuestra gestión en la Ciudad de Pérez, al contrario, creo que depende, ni más ni menos, de nosotros, de nuestro gabinete, del uso de la política en cuanto a la vinculación con el Gobernador de Santa Fe, con la Nación y con los funcionarios que acompañan esas gestiones. Esto lo venimos realizando hace muchos años, y ahora seguiremos buscando esos canales de gestión válidos para poder brindar soluciones a los problemas de los vecinos.

¿Estás conforme con el tiempo de traspaso entre la gestión de Marinsaldi y la tuya?

Tuvimos una etapa de 35 días de transición, nos hubiese gustado poder aprovechar estos seis meses que pasaron entre las elecciones y la asunción, porque estamos encontrando un municipio con un déficit mensual importantísimo, de casi un millón de pesos por mes, lo cual nos va a demandar un poquito más de lo previsto poner en pie a la gestión municipal. Encontramos ausencia de herramientas, el estado edilicio con complicaciones, se puede ver en el techo del aljibe, el geriátrico municipal con una condición de precariedad muy importante con objeciones de la Provincia en cuanto a su funcionamiento, es decir, detalles que se encuentran en el día a día. El estado en que hoy se encuentra la Ciudad es un fiel reflejo de cómo encontramos a la Municipalidad. Pero todo esto nos agarra con una cuota de esperanza y optimismo muy grande, con muchas ganas de trabajar para poner en marcha a esta Municipalidad y de pie a la Ciudad. Somos muy optimistas que las cosas se pueden cambiar y que depende de nosotros, del acompañamiento del Concejo y de los vecinos de la Ciudad. Lo dije en la campaña: de este pozo tenemos que salir todos juntos.

¿Cuales son las características que van a distinguir a tu equipo de trabajo?

Me siento orgulloso del equipo de gobierno que formamos, por la calidad humana y profesional, pero sobre todo por la vocación de servicio que tienen, la mayoría han estado en la función pública y que ellos hayan aceptado mi propuesta, me pone muy feliz. Y ellos ya empezaron a trabajar en las cuestiones más urgentes de la Ciudad, así que eso también me reconforta. No estoy con gente improvisada, y sé que no aceptaron por el hecho de obtener un cargo político, sino que lo han hecho con el sueño de ver una Ciudad más linda, más sana, más limpia, y que ese cambio que necesita la Ciudad se hace desde adentro hacia afuera, trabajando y estando a disposición del vecino para salir adelante juntos.

¿Cuanto tiempo puede llevarle a tu gestión darle el perfil que pretendés?

El vecino te da un tiempo de gracia, siempre se dicen que son los primeros seis meses, pero creo que las expectativas son más prontas con este equipo de gobierno. Hoy te puedo decir que tenemos el diagnóstico por área de gobierno bien marcado a afinado, ya hemos puesto las cuatro o cinco prioridades para encarar en el inicio de la gestión, lo principal será reordenar las áreas municipales, reasignar tareas y empezar a poner a la Municipalidad como un Estado presente en la Ciudad. El recurso más valioso que tenemos es el humano, tenemos un personal a disposición para ponerse a trabajar a la par del Ejecutivo. De los empleados hemos recibido un afecto y un compromiso de querer empezar a trabajar, a dar respuestas, no encontramos mucha resistencia a los cambios que se hagan, porque el que asume viene con nuevas propuestas, con nuevas ideas de trabajo, que muchas veces rompen con lo tradicional o cotidiano. Por eso insisto en revalorizar al empleado municipal, debemos darle la importancia que se merece, ponerlo en ese rol de funcionario público va a ser muy importante para que puedan darle soluciones concretas al vecino. Pero sobre todas las cosas, buscaremos una acción rápida sobre la cuestión tributaria del municipio, el déficit es muy grande, ya hemos hecho algunas modificaciones antes de asumir, con el acompañamiento del Concejo Deliberante al respecto de la modificación de la ordenanza tributaria, se ha dado un aumento en la tasa municipal, y también se han reordenado las categorías en los tributos mínimos que hacen a la economía de la Ciudad, en los sectores productivos, en el sector comercial, industrial. Nos llena de tristeza decir que hoy la Municipalidad sólo puede administrar miseria, rascar de todos los bolsillos para pagar salarios. Nosotros lo que queremos es un Estado fuerte y presente, que dignifique al empleado municipal, y que pueda brindarle obras a los vecinos, que para eso pagan y desean ver el dinero reflejado en obras.