Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

Andrés Marinangeli analiza tácticamente el empate 0 a 0 entre Rosario Central y Defensa y Justicia

Por: Andrés Marinangeli. Entrenador UEFA PRO.

Comenzó el campeonato de primera división del fútbol argentino y en Rosario, cuna del fútbol mundial, el equipo de Coudet no pasó del empate (0-0) ante Defensa y Justicia.

Injusto reparto de puntos, ya que el equipo local mereció el triunfo por lo expuesto en la primera parte del encuentro.

LA PREVIA. CENTRAL. Siete incorporaciones hizo el equipo de Coudet. En este primer partido fueron titulares Marcos Torsiglieri por Donatti y Teófilo Gutierrez por Larrondo, los otros 5 deberán esperar su oportunidad.

Giovani Lo Celso ocupa el puesto de Franco Cervi en la gestación del juego, dando esa cuota de magia que salen de sus pies.

El equipo sigue manteniendo su cuota de identidad: JUEGO COMBINATIVO, PRESIÓN EN CAMPO RIVAL, TRIANGULACIONES, INCORPORACIÓN DE LOS LATERALES AL ATAQUE.

PROTAGONISMO PURO Y DURO, SIN ESPECULAR A VER QUÉ HACE O INTENTA EL RIVAL. Ese es el equipo de Coudet, venga o no venga el resultado positivo, como en esta primera fecha, pero que con sus convicciones va a buscar los 3 puntos donde sea.

El dibujo táctico es a partir de una línea de 4 defensores con constantes incorporaciones al ataque de sus laterales, la línea media dibuja un ROMBO MÁGIGO, con dos interiores de ida y vuelta (Fernández y Montoya), un ancla para la recuperación y salida clara del esférico (Musto) y la MAGIA en la creación de Lo Celso. Arriba, dos delanteros con oficio: Teo y Marco, Marco y Teo, dos exponentes del gol.

EL RIVAL Defensa y Justicia llegaba a Rosario con el cartel de equipo ofensivo. Su entrenador Ariel Holan es fiel exponente de llevar sus soldados a tierras enemigas y forjar allí su modelo de acción. Alineado en un sistema táctico 1-3-4-3 el equipo de Holan es “Ataque y Justicia”.

El buen rendimiento en la temporada pasada hizo que varios jugadores progresaran en sus carreas deportivas, emigrando de Florencio Varela, quedando sólo 4 futbolistas de la vieja guardia: los defensas Cardona, Barboza, Delgado y el cerebro del equipo, Hernán Fredes.

EL PARTIDO. Central manejó el ritmo del juego desde el comienzo. Comandado por Lo Celso el local impuso su juego y ya al minuto 3 Teo Gutiérrez tuvo la primera oportunidad en gritar gol en un tiro frente al arquero rival. Desde el punto penal ejecutó y el UNO la desvió al tiro de esquina.

Una constante de estos primeros 20 minutos fue la dinámica y proyección por el sector derecho centralista de Montoya, el 8 canalla. Su ida y vuelta, más el apoyo constante del lateral (Ferrari), ofrecían una superioridad notoria por ese sector del campo de juego.

Central dominaba a Defensa con el balón en los pies de Lo Celso. El 10 de central repartía juego y lujos en la gris tarde rosarina que se iluminaba con cada acción del futuro jugador del París Saint Germain.

Había perfume de gol llegando al minuto 30 de la primera parte, Central arrinconaba al Halcón de Varela.

Ruben lo tuvo en un cabezazo que dio en el travesaño y Teo al minuto 37 encontró una gran asistencia de Montoya que le dijo “Tomá y hacelo”…como en el barrio, pero el remate del colombiano dio en el pecho del UNO visitante. Daba la sensación que si entraba una, entraban todas. Pero la primera parte culminó en cero. La visita sólo corrió tras el balón, dando una imagen de equipo que recién comienza a conocerse. Sólo Hernán Fredes, el otro 10 del partido, intentaba juego asociado para llegar al arco rival.

SEGUNDA PARTE. Salió Central al campo sin Marco Ruben por una lesión en la cadera y al minuto 72, Teo pidió el cambio por una lesión muscular. Lo Celso ya no frotó la lámpara y de sus pies se fueron agotando esos pases en profundidad para los puntas. Defensa ya fue más Ataque…se fue acomodando en el partido aunque sin tirar al arco rival.

Por dos jugadores de jerarquía internacional forjados a golpes de goles y más goles ingresaron dos futuras promesas de la cantera rosarina: Ezequiel Rodríguez y Agustín Coscia, llamados a último momento para participar y ocupar los sitios de Herrera y Camacho, lesionados.

Central perdió peso específico en la ofensiva, el equipo perdió consistencia y Defensa lo notó, adelantando unos 10 metros su última línea y comenzando a disputar el balón en el medio campo.

La gris tarde se adueñó del fútbol y del estadio. Intentó Coudet con Colman buscar una ayuda a Lo Celso pero la visita se hizo fuerte con un soberbio BARBOZA que anticipó y despejó todo lo que intentó el equipo de Coudet.

Los partidos duran 90 minutos y Central hizo los deberes sólo en la primera parte, Defensa en la segunda. Reparto de puntos. Injusto porque uno lo quiso ganar y el otro solo vino a buscar lo que al final se llevó.