Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

El juez Beltramone aceptó la imputación presentada e hizo lugar al pedido de prisión preventiva efectiva por dos meses.

A seis días del siniestro que terminó con la vida de Eugenio Nicolás Lucero, de 30 años, y dejó a tres heridos más en el kilómetro 310 de la autopista Rosario-Córdoba, la Justicia dictó la prisión preventiva por 60 días al conductor de uno de los tres autos involucrados en el choque, que se había fugado luego del siniestro. La Fiscalía acusó a Santos de la Cruz A. por homicidio culposo, figura que en el Código Penal lleva penas de entre seis meses y cinco años de prisión, más inhabilitación especial para conducir por entre cinco a diez años, y por lesiones graves. Según testigos, Santos de la Cruz A. manejaba de forma imprudente: iba muy despacio, sin luces y en un coche que no cumplía las exigencias mínimas de seguridad para circular en la calle, y menos en una ruta. Las primeras versiones señalaban que el auto que conducía el imputado tuvo un desperfecto, y el Honda Civic donde viajaba Lucero y un Renault Clio no pudieron esquivarlo y lo embistieron.

Según fuentes judiciales, el hecho se registró el pasado domingo 24 a las 6.30 en la autopista, a la altura de la vecina localidad de Funes. El imputado conducía el Ford Falcon. Lucero y otras dos personas iban en el Honda. Por razones que son materia de investigación de los peritos, los autos chocaron entre sí y fueron impactados después por el Clío. Lucero, domiciliado en la ciudad Pérez, falleció. El imputado huyó a pie y luego fue detenido por la Policía. Los heridos fueron asistidos en el lugar.

La fiscal de la Unidad de Homicidios Mariana Prunotto imputó el sábado en una audiencia presidida por el juez de Primera Instancia Javier Beltramone a Santos de la Cruz por el delito de homicidio culposo calificado y lesiones graves culposas. “Se le atribuye conducir de forma negligente e imprudente, temeraria y con inobservancia de los deberes y reglamentos a su cargo al hacerlo a una velocidad menor a la prudencial por cuestiones climáticas y de visibilidad, sin señales lumínicas reglamentarias para tales condiciones y circular con un vehículo en pésimo estado de conservación que no cumplía con las exigencias mínimas de seguridad para la circulación”, apuntaron desde la Fiscalía.

El juez Beltramone aceptó la imputación presentada e hizo lugar al pedido de prisión preventiva efectiva por dos meses. En ese tiempo, la Fiscalía reunirá y presentará los resultados de los peritajes pendientes. Una de ellas será para conocer a qué velocidad circulaban los vehículos.

La defensa del imputado estuvo a cargo de la María Ardigo.

 

Fuente: El Ciudadano.