Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

En el primer hecho tiraron desde una pick up y le dieron a un móvil. En el otro un joven infractor reaccionó porque le retuvieron la moto. Los hechos expresan un alto grado de violencia comunitaria.

Dos comisarías del Gran Rosario fueron blanco de ataques por diferentes actuaciones del personal de esas dependencias. Uno de los casos fue la balacera ccontra la subcomisaría 18ª del barrio Cabín 9 de Pérez, donde desde una camioneta en movimiento arremetieron a tiros. El otro hecho se registró en la comisaría 6ª de Roldán donde un joven de 19 años arrojó una bomba molotov contrariado porque le habían retenido la moto por una infracción. El señalado como autor de este hecho fue detenido.

Sin conexión entre sí, los hechos expresan un alto grado de violencia comunitaria, con reacciones inusuales en relación a los motivos que las originaron.

El episodio más grave fue el que se dio en Cabín 9 a la madrugada de ayer. Ocurrió cuando un grupo de vecinos acudieron a la seccional a manifestar su inquietudo porque una persona, según decían, estaba por el barrio haciendo detonaciones con un arma de fuego y amedrentando a los habitantes de la zona. Eso condujo a la detención de Rubén A., de 19 años, aludido por los vecinos como el responsable de los actos intimidatorios.

A minutos del arresto del señalado una camioneta Chevrolet S10 pasó frente a la comisaría ubicada en Blas Parera al 10000 en Pérez y desde allí una persona disparó al menos cinco veces . Dos de las balas perforaron a un patrullero. Fuentes de la Fiscalía Regional Rosario consignaron que esos balazos fueron una réplica ocasionada por la detención de Rubén A.

El ataque desencandenó un intercambio de disparos y una persecución a la camioneta que apareció abandonada en El Jacarandá al 700. Las personas que dispararon están identificadas según el mismo portavoz.

En Roldán un joven de 19 años tuvo una reacción acalorada tras un control de tránsito en el que le retuvieron la moto por una falta de congruencia en la documentación. Luego de que le secuestraran el rodado el joven arrojó una bomba incendiaria contra el frente de la seccional, que sólo provocó daños materiales menores.

Antecedentes recientes. Este tipo de acciones violentas contra comisarías tiene su antecedente más reciente el 17 de mayo pasado, cuando irrumpieron entre tres y cuatro personas en la comisaría 14ª de Rosario, en Marcos Paz al 6650. mientras charlaban cuatro policías en la oficina de guardia. Uno de los delincuentes rompió de un culatazo una ventana que separa el sector de atención al público de la oficina contigua, donde los policías intentaron resguardarse, Entonces empezaron los disparos. Dos policías terminaron con heridas leves. Hubo cuatro detenidos, localizados esa misma noche en hospitales públicos con heridas de bala, llevados a audiencia imputativa.

Otro caso reciente de gran conmoción pública fue el copamiento, el lunes pasado, del destacamento de la Policía Comunitaria de la ciudad de Santa Fe. Allí cinco delincuentes atacaron a los cinco policías presentes, los amarraron con sus mismas esposas, los golpearon y escaparon con seis armas de la dependencia. Por este hecho hubo cuatro personas detenidas, entre ellas tres menores de 18 años.

 

Fuente: Diario La Capital