Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

Sus enemigos íntimos

Por: Vanesa Coronel.

En la época que era alumna de la facultad, había materias que me fascinaban y, otras, que no tanto. Recuerdo en especial una: Economía Política. ¡Llegue a rendirla 3 (tres) veces mal!

Me recriminaba a mi misma ¿cómo era posible esto? Porque realmente me dedicaba a estudiarla, a entenderla, pero era inútil, llegaba a la mesa y el veredicto final era pésimo.

Un día, no sé bien cual fue, pero dije ¡BASTA! Tiene que haber otra manera... Decidí empezar por hacer contacto con la profesora a cargo, empecé a tener consultas semanales con ella, a entender que era lo que había que aprender, a diferenciar lo importante de lo accesorio.

Lo que hice fue comprometerme con mi objetivo, tomando un camino diferente al anterior.

Después de más de un mes de consultas, me sentía preparada y segura de poder afrontar nuevamente la instancia de examen. Finalmente, y para no aburrirlos, rendí exitosamente la bendita materia. Caso Cerrado.

Como explica el autor Fredy Kofman, aprender es incorporar nuevas habilidades que posibiliten el logro de objetivos que antes se hallaban fuera del alcance, siendo la prueba de que se han aprendido, el de resultados hasta entonces inalcanzables.

A la hora de aprender, en apariencia, todos queremos dar el paso, parecemos receptivos a hacer cambios. La realidad es que las personas frente a un mismo problema o desafío, solemos actuar de la misma manera, aunque el resultado siempre sea el mismo. Decimos que cambiamos de estrategia, pero lo único que hacemos es más de lo mismo, y nos quejamos porque no nos funciona.

Desde la mirada del aprendizaje, existen dos posturas dispares y antagónicas de posicionarse frente a una misma situación, una es la del Sabelotodo, y la otra, es la del Aprendiz... ¿te suenan?

El Sabelotodo tiene una necesidad imperiosa de tener razón. Se siente expuesto y vulnerable. Necesita explicar todo el tiempo... explicaciones tranquilizantes. Es crítico e irresponsable. Da instrucciones de forma permanente. Al no verse como parte del problema, tampoco puede verse como parte de la solución. Postura constante de VICTIMA.

En cambio, el rol de Aprendiz se coloca en el centro del problema y genera acciones efectivas. Sus explicaciones son generativas, es decir, aunque sepa que haya cosas fuera de su control, se concentra en las variables que si puede modificar. Se ve como PROTAGONISTA.

Si te pasa que tropezás demasiado con la misma piedra, que nos pasa a todos... cuando una situación se nos presenta una y otra vez, disfrazada en tiempos, lugares y personas diferentes, podemos preguntarnos ¿Qué tenemos que aprender?

Te dejo un listado de los mayores enemigos del aprendizaje, tal vez puedas ver cuál de ellos te asecha con mayor regularidad y buscar alternativas para superarlo.

  1. La ceguera, no se que no se
  2. El miedo, a decir que no se
  3. La vergüenza, que se den cuenta que no se
  4. La tentación, de creerme víctima de la circunstancias
  5. El orgullo, para pedir ayuda
  6. La arrogancia, de creer que uno ya sabe
  7. La pereza, para ser constante
  8. La impaciencia, por ver los resultados ya
  9. La desconfianza, en uno mismo o en los demás
  10. El enojo y la confusión, muchas veces no entendemos el porqué de los pasos que necesitamos dar (¿Se acuerdan del Sr Miyagi?)

Cierro con una frase del genial Einstein: Locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes.

Ojala te animes a abrir la puerta...

¡Gracias por leerme!

PD: Lanzamiento: Curso de Autoestima arancelado vía Whatsapp, contactame, tu inquietud me interesa.

  • Vanesa Coronel
    Lic. en Comunicación Social
    Coach Ontológico Profesional
  • Blog: http://vanesacoronel.blogspot.com.ar/
  • Linkedin: Vanesa Coronel
  • Facebook: Coaching Holístico
  • Twitter: @EspiralComunica
  • Contacto: 3465-592796