Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

Por Andrés Marinangeli, perecino, ayudante de campo en la Selección de Guinea Ecuatorial (www. andresmarinangeli.com)

Merecido triunfo de Rosario Central en el Parque de la Independencia. Demostró durante los 90 minutos una idea clara sobre el terreno de juego: Presión e intensidad en campo rival para recuperar el balón y llegar a ocasiones de gol con la máxima verticalidad posible.

El equipo del Chacho Coudet ganó en todos los sectores del terreno de juego, superando en la pulseada táctica a un Lucas Bernardi que no supo o no pudo transmitir a sus jugadores como lastimar al conjunto de Arroyito.

El 2 x 1 Canalla: Rosario Central no salió a jugar el clásico de la ciudad a ver qué pasaba, a correr detrás del balón. Desde un sistema 1-4-2-3-1 acomodó su línea defensiva a 20 metros de Caranta y su poblado medio campo se adueñó de cada balón dividido. Demostraron sus 2 medios centros de contención (Dominguez y Musto) ubicación y criterio para recuperar el balón y darle una salida clara con los jugadores de banda, Cervi o Aguirre. El Chelito Delgado se movió en la espalda de Mateo y Bernardello y desde allí manejó las riendas del partido a su antojo. Cada intento de largas posesiones de Newell´s era interrumpido por algún jugador del denso medio canalla y el balón quedaba en poder del equipo de Coudet a 35 metros de su área. Por cada jugador rojinegro en la disputa del balón había 2 auriazules.

Y Newells?: Mantuvo su idea (modelo) de juego de llegar al gol desgastando al rival con la posesión del balón, intentando mover la pelota y al equipo adversario para encontrar un hueco donde asistir a Scocco o algún jugador desde segunda línea. La imprecisión de los jugadores de Lucas Bernardi y la presión canalla lejos de su arquero hicieron un primer tiempo intensamente disputado en el medio campo en donde a cada intento de ataque de Newell´s era frenado por una tela de araña de jugadores de central.

El primer tiempo terminó con Mateo con tarjeta amarilla, Ignacio Scocco sin recibir el balón con claridad y una Fiera Rodriguez sin participación en el juego ofensivo leproso. Un partido incomodo por donde se lo mire. Para la polémica quedó la entrada de Casco intentando cortar un balón dentro del área y una falta de Villagra levantando el codo sobre la humanidad de Bernardello.

Las mejores ocaciones de gol fueron para el equipo de Coudet con un tiro desde fuera de Marco Ruben, un remate con pifia de Aguirre y un tiro claro de Alvarez que despejó Ustari y el rechace no fue aprovechado por Donatti.

Y newells? Sólo un intento de corner olímpico de Scocco que dio en el travesaño de Caranta. Poco para el local.

Segunda Parte: Atento el entrenador leproso a la supremacía centralista en el medio campo intentó con el cambio de Mancini por Mateo (amonestado) darle más dinámica y movilidad al sector medio de su equipo. Bernardello se paró de volante central y Mancini ocupó el interior derecho del medio campo para frenar los avances constantes que se originaban en el tándem Villagra-Aguirre.

Con esta modificación y una pausa en la presión de Central, Newell´s obtuvo un poco más de oxígeno para trasladar el balón más allá de los pies de Ustari y empezar a generar juego como el que está acostumbrado a tener. El mejor momento de Newell´s coincidió una vez más con una recuperación de balón en la suela de Dominguez y tras una excelente asistencia encontró a Marco Ruben desmarcándose en ruptura sobre la línea que marcaba Coty Fernandez, lento y falto de reacción. Sólo tuvo que acariciar el balón al palo más lejano de Ustari que acompañó con su mirada como el balón se introducía en el arco. Justa ventaja canalla.

Hasta el Final: El gol derrumbó el ánimo leproso, Bernardi apostó por Figueroa para que origine ese pase soñado, esa asistencia de gol, pero el “Sapo” no encontró un hueco por donde pasar el balón. Nacho Scocco fue absorbido por la seria y dura pareja central canaya. Newell´s fue en busca del empate pero sin espíritu, sin convicción, sin saberse superior. Caranta fue un espectador más hasta que su error en su saque originó la única ocasión de gol leproso que por hacer justicia en el marcador rebotó en el poste derecho del 1 canalla.

Fue victoria centralista porque lo soñó, porque puso toda su voluntad para lograrlo y esta vez hubo justicia en el marcador: FUE TRIUNFO CANALLA.