Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

Un equipo que sabe a lo que juega, que tiene en mente el arco rival y sabe aprovechar a sus excelentes individualidades, se apoderó del juego e hizo lo que quiso y hasta cuando quiso con el rival

Cómodo triunfo centralista por 3 a 1 en tierras mendocinas. Un equipo que sabe a lo que juega, que tiene en mente el arco rival y sabe aprovechar a sus excelentes individualidades se apoderó del juego e hizo lo que quiso y hasta cuando quiso con el rival: un insípido e intrascendente “11” de Gabriel Heinze.

CONVENCIDOS Salió Central al campo de juego a imponer su posición en la tabla de posiciones. Jugó como juegan los protagonistas del campeonato. Presión en campo rival, intensidad en el juego y búsqueda incesante del gol. Lo tuvo Marco Ruben a los 6 minutos y el balón se fue afuera besando la red. La revancha la tuvo el propio Ruben 4 minutos más tarde  gracias a una asistencia de “EL FARO” LARRONDO  que de cabeza le dijo: Tomá y hacelo…El goleador no perdonó y desde el inicio del juego se marcaban las diferencias. A los 20 minutos el Canalla ya ganaba 2 a 0, obra de “EL FARO” al aprovechar un rebote en el área luego de un tiro de esquina.

EL LOCAL Ni los propios hinchas del bodeguero saben a lo que juega el equipo de Gabriel Heinze. Si se posiciona con línea de 3  o 5 defensores, si presiona en campo rival o se repliega en propio campo… es tal la confusión de los jugadores mendocinos que desconectados entre sí ofrecieron espacios entre líneas, en la línea y más allá del parque SAN MARTÍN.

Central se dedicó a hacer su juego que bien aprendido lo tiene y usufructuó las concesiones que le brindó el rival.

EL JUEGO Coudet tomó nota del clásico pasado y esta vez fue un poco más osado. Le dio participación a Lo Celso y sentó a Musto en el Banco. El juego del juvenil conectó con la afilada delantera canalla y esta vez sí lo que propuso Coudet a sus pupilos se llevó a cabo: triangulaciones, pases en profundidad y  asistencias.

El 3 a 0 de Fernández comenzado el segundo tiempo luego de escenificar en el terreno lo que propone el EQUIPO de Coudet, liquidó si las había, las pretensiones del local de igualar el partido.

BAJÓ UN CAMBIO No fue por el orgullo del local que el partido se emparejó y las acciones comenzaron a disputarse en terreno rosarino. Con los cambios de Coudet y reservando fuerzas para el partido de Copa Argentina de entre semana, el inconsciente colectivo auriazul se dedicó a cuidar piernas. Llegó el descuento de volea del otro Fernández. Pero el resultado estaba asegurado ya desde el banco de suplentes donde un equipo sabe a lo que juega y lo refleja en la tabla de posiciones y otro que está aún buscando su TÍTULO de aprender a saber a lo que jugar.