Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

La categoría y el presente futbolístico de ambos equipos no fue traducida en resultado a favor de los jugadores rosarinos. La justicia de los penales dio el pasaporte a una nueva instancia de la Copa al equipo del Chacho Coudet.

De Inicio Salió el Canalla a sentenciar el partido en los primeros momentos del encuentro, Donatti a los 11 minutos de cabeza tras un córner ejecutado por Cervi hizo lucir los reflejos del uno de Ferro.

Central proyectaba sus marcadores laterales al ataque,  y esa superioridad numérica en el medio campo ocasionaba que  el balón estuviera en posesión el mayor tiempo en los pies auriazules.  Cervi arrancando desde la izquierda para encontrar balones por el medio, César Delgado en la media punta con libertad de movimientos más un Marco Rubén siempre buscando el desmarque de apoyo (saliendo de la posición fija de 9)  dieron movilidad y fluidez de juego al ataque rosarino.

Ferro Con dos líneas de 4 jugadores replegadas en su campo y dos delanteros en la ofensiva ubicados por la zona central del ataque esperó a recuperar el balón en propio campo y desde allí buscar a Salmerón y Vizcarra, los tanques verdes que de tan lentos movimientos no sorprendían a la defensa centralista, comandada por un excelente Pinola y un más que fiable Donatti. Si no era balón largo a los 9 el único que intentaba juego asociado a través de su dinámica y exceso de individualismo era el número 10 verde, Coll, más alguna esporádica trepada del lateral izquierdo Mazur. El medio campo verdolaga era desbordado por el volumen de juego canalla. Las triangulaciones por izquierda de Villagra, Cervi y Delgado superaban al sacrificio de los volantes centrales Aquino-Mozzo.

El primer tiempo culminó en empate a cero pero con una sensación de superioridad por parte del equipo rosarino. Para Ferro sólo una media vuelta de Salmerón dentro del área que no sorprendió a García.

Segunda Parte El arma canalla era Villagra, subía con comodidad y generaba las mejores ocasiones de central, como su tiro desde media distancia que el uno verde rechazó al tiro de esquina. El dominio auriazul se incrementó, lo tuvo el ingresado Lo Celso luego de una gran asistencia de Cervi  pero el uno verde se hacía cada vez más grande.

 Las líneas de central esta vez ofrecían espacios en la transición Ataque-Defensa (situación de juego en la que se pierde la posesión del balón y se deben empezar a aplicar de un modo inmediato los principios tácticos defensivos para organizarse defensivamente y recuperar el balón). Cada contraataque de Ferro llevaba peligro hasta merodear el área de central. Si no fuera por el egoísmo del 10 o la falta de velocidad de sus puntas para explotar los espacios que dejaba central, Ferro hubiera generado más que un dolor de cabeza al equipo de Coudet.

Intentó Broggi, darle más músculo al mediocampo con el ingreso de Alderete por un deslucido Aquino. EL chacho apostó por Larrondo y su equipo equivocó el camino. Repitieron balones largos al recién ingresado y el partido fue un trampolín al área verde. Se olvidó central del juego en los últimos 10 minutos del partido y todo fue desorden y pelotazos a Larrondo. Ferro se paró e la altura de su área grande y despejó todo lo que se acercaba. Así fue pasando el tiempo con la única esperanza por parte del equipo de la capital, que pase el tiempo y llegar a los penales.

Con el objetivo cumplido la suerte se fue para Rosario. García detuvo el penal a Salmerón y los 5 futbolistas canallas ejecutaron con maestría su oportunidad.

Pasó el que más lo buscó. Y una vez más la suerte sigue tiñéndose de azul y amarillo.