Portal Perez, Actualidad y Noticias

Portal Perez

La intención es que Estado provincial las expropie y traspase a Efesa, la empresa mixta creada en 2011 para reactivar los trenes metropolitanos.

Mientras avanzan las negociaciones por la continuidad de las fuentes laborales en los talleres ferroviarios Rioro de Pérez, a partir de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo provincial, el pasado jueves se presentó un proyecto de ordenanza en esa localidad para declarar la utilidad pública de los mismos y su consecuente expropiación por parte del estado provincial. La iniciativa del precandidato a concejal Alejo Iztegui del Partido Confederal, dentro del Frente Social y Popular, pretende dar una respuesta integral al problema ante el inminente cierre de los talleres, con la mira puesta en una futura reactivación de los trenes metropolitanos. El proyecto pretende incorporar un sector de los talleres al patrimonio de la Empresa Mixta de Ferrocarriles de Santa Fe (Efesa) que fue creada en el año 2011 por la ley provincial de Reactivación del Sistema Ferroviario Santafesino. "Estamos investigando irregularidades en la compra de los terrenos por parte de Rioro, queremos avanzar en eso porque entendemos que los talleres tienen que estar en manos del Estado", amplió Iztegui, para darle sustento a la presentación del proyecto, que prioriza la reincoporación de los trabajadores en una futura reactivación.

La ordenanza destaca que los talleres ferroviarios simbolizan una parte fundamental de la historia y la identidad de la comunidad. Por este motivo se propone la declaración de utilidad pública de los mismos y su expropiación. "Los talleres ferroviarios de Pérez, conocidos como los más grandes de Sudamérica, son de una utilidad estratégica para el cumplimiento de la Ley mencionada, mediante el reacondicionamiento, reparación, mantenimiento y depósito de los coches a ser utilizados por la empresa Efesa, siendo necesaria la incorporación de los talleres a su patrimonio y bajo su administración", consideró Iztegui.

La escritura de los terrenos donde están los galpones del ferrocarril se encuentra a nombre de Rioro S.A., empresa que declaró el cierre y ofreció indemnizar a los 75 trabajadores, motivo por el cual la UOM pidió al Ministerio de Trabajo que dicte la conciliación obligatoria, medida que se concretó esta semana. Para el autor del proyecto, una vez que cese la conciliación obligatoria el 14 de julio, 75 trabajadores quedarán en la calle, sumándose a los 110 que se fueron de la empresa el año pasado a través de retiros voluntarios. "La mayoría de esos trabajadores están sin trabajo", abundó Iztegui.

A través de la ordenanza se crea un registro que identifica a los trabajadores de los talleres ferroviarios de Pérez que fueron desvinculados, ya sea por despido o retiro voluntario en los últimos dos años. Con el registro se establece una prioridad en la reincorporación ante una posible reapertura de los talleres. Además, se busca asumir un compromiso por parte de la Municipalidad de Pérez para ayudar a los trabajadores despedidos a reincorporarse al mercado laboral mediante distintos beneficios fiscales a las empresas que los contraten.

A su vez, se solicita un informe al Poder Ejecutivo provincial sobre el estado de reglamentación y ejecución de la ley Nº 13242 de Reactivación del Sistema Ferroviario Santafesino, y exige el cumplimiento de la ley mencionada, y especialmente el ramal Rosario‑Casilda que, según Iztegui, "dio vida y prosperidad a Pérez, generando una alternativa de transporte interurbano seguro, económico y ecológico".

El dictado de la conciliación le dio un poco de aire al gremio y la provincia para intentar revertir la situación, de por sí complicada porque la empresa ya comunicó su decisión de concentrar sus actividades en sus talleres de Laguna Paiva. El grupo Emepa, que controla Rioro, argumentó que cerrará los talleres porque el gobierno nacional no le renovó los contratos para la reparación de vagones y locomotoras.

La empresa no quiso avanzar con las opciones arrimadas en las últimas semanas, entre ellas la creación de un parque industrial a través de un fideicomiso público-privado. En las última horas, además, surgió un interesado para quedarse con los talleres y continuar con la actividad.

 

Fuente: Rosario/12